Lo audiovisual es ilusión

En la imagen audiovisual, el movimiento es una ilusión.
En realidad nuestros ojos sólo ven imágenes quietas pero que al pasar muy rapido una tras la otra parece que se movieran.
Un ejemplo son los dibujos animados en los cuadernos:

Para que se genere la ilusión es necesario que pasen frente a nuestros ojos como mínimo 8 imágenes en un segundo. Pero lo ideal para que se vea como la realidad tienen que pasar de 24 a 30 fotogramas por segundo. (Muchisimas imágenes).

Hicimos un ejercicio de pixilación para comprender mejor estas velocidades.